20101113

Ha llegado el tiempo de los pueblos indígenas LATINOAMERICANOS.

AFIRMA DALIA YÁNEZ, DIPUTADA ELECTA AL GRUPO VENEZOLANO DEL PARLATINO.
El próximo año,Venezuela será la sede de un encuentro de sabios y líderes espirituales del Continente para fortalecer nuestra revolución y exigir que el gobierno alemán devuelva a la Abuela Kueka, piedra sagrada de los pemones que se encuentra secuestrada en Berlín.
QUE REGRESE LA ABUELA KUEKA Dalia recuerda lo que ya buena parte de las venezolanas y venezolanos conocemos, que por culpa de un burócrata, antes de la Revolución Bolivariana, la piedra sagrada de la etnia Pemón denominada Abuela Kueka, fue sustraída de su lecho originario y enviada a Alemania. Este gesto supuestamente era para felicitar a la nación germana por su reunificación. Hoy, la piedra, visiblemente profanada, se exhibe en el parque Tiergarten de Berlín, para vergüenza del pueblo alemán pues se trata de un saqueo arqueológico. Nuestras comunidades indígenas organizan una campaña para exigir al gobierno alemán que devuelva esta roca que forma parte de su patrimonio cultural.
“Hace mucho años un alemán se llevó a la Abuela Kueka. Y la han violado, la han transformando. Para nosotros esa piedra es parte de nuestra familia, al igual que el agua, los árboles, la selva. Son nuestras hermanas y hermanos. Para todas las etnias la naturaleza es nuestra familia”, prosigue Dalia.
“Queremos enviarle un mensaje espiritual al gobierno alemán para que se conmueva y nos devuelva a la abuela. A principios de este año, dijeron que iban a regresarla. Luego pidieron otra piedra a cambio, es decir, como un rescate. Es un verdadero secuestro. Es nuestra abuela, nuestra abuela indígena convertida en piedra. También le mandaremos fuerza espiritual a la Abuela Kueka para que consiga el camino para regresar”, indica.
“Necesitamos el apoyo para este evento, no sólo del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas (MINPI), sino también de el de Cultura, y de todos los organismos que quieran ayudarnos. También pretendemos con este encuentro, lograr la mayor unidad no sólo de los indígenas sino de los pueblos en general”, afirma de manera contundente..

1 comentario:

Maris Stella dijo...

Si es que aun nos corre sangre en las venas, debemos apoyar a toda la Etnia Pemón para que este patrimonio de su cultura, que también es nuestra, regrese al lugar desde nunca debió salir. Es una vergüenza que haya seres humanos que no tengan ni una pizca de ética como para comerciar impunemente con la dignidad de los pueblos indígenas. Nadie de la Etnia fue consultado, estoy segura, porque de así haber sido, esa piedra nunca hubiera salido de su hogar. Así, los mercenarios arqueológicos han saqueado al planeta y seguirán haciéndolo si no nos ponemos en pie de lucha, pacífica pero contundente, para pedir respeto a nuestra identidad indígena, dondequiera que ella haya sido violada. El caso de la Abuela Kueka es de urgencia porque su deterioro se hace cada día mayor en manos de personas inconscientes de lo que ella significa para todo un pueblo. Hay que elaborar claras estrategias para definir la resolución del mismo, no sólo a la brevedad posible, sino de una manera correcta y no enviando réplicas o pidiendo "reposiciones". Nuestra naturaleza no se comercia, nuestros ancestros no se negocian, nuestro patrimonio -la Tierra Madre- no es un objeto de compra venta.
Soy Venezolana y Planetaria porque amo y respeto a toda vida de este hermosa "Contaminada y bella Nave Espacial, como dice Walter Martínez", por lo que considero que es nuestro deber cuidarla y protegerla de todo depredador. Ofrezco todo mi apoyo en lo que pueda ser útil para reforzar esta causa justa y lograr el éxito en lo que se propone: devolvernos lo que nos pertenece, devolver a todo un pueblo indígena un Sagrado Tesoro.