20100602

MINPPPI canaliza retorno de la “Piedra Sagrada Kueka Abuela”

Para implementar acciones intergubernamentales en pro del bienestar cultural de las comunidades originarias Pemón, se llevó acabo en las comunidad indígena de Santa Cruz de Mapauri, en el Municipio Gran Sabana del estado Bolívar, una Asamblea que contó con la participación activa del Viceministerio del Poder Popular Indígena del Territorio Comunal de Valles, Sabanas y Tepuyes del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas; el Instituto de Patrimonio Cultural e Inparques, entes adscritos al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y los Consejos Comunales Indígenas Pemón.
Por su parte, el Viceministro Indígena Carlos Somera en conjunto con los funcionarios asistentes a la reunión se comprometieron a evaluar los mecanismos de acción para el traslado y retorno a la Gran Sabana de la piedra sagrada Kueka Abuela que se encuentra actualmente en Alemania. Esto con el fin de hacer cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en sus artículos 119, 120 y 121, donde se expone el derecho que tienen los pueblos indígenas de mantener y desarrollar su identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores, espiritualidad y sus lugares sagrados y de culto, siendo este yacimiento natural de gran significado en la cosmovisión ancestral de este pueblo originario.
Breve historia
En 1998, el "creador plástico" von Schwarzenfeld se traslada a Venezuela para seleccionar dos piedras como parte de una instalación escultórica en homenaje a la Paz, denominada Global Stone. Para ello se firma un acuerdo entre el entonces presidente de INPARQUES Héctor Hernández Mujica y el Encargado de Negocios de la Embajada de la República Federal Alemana, Hans Peter Pliscka, para la donación de una piedra por parte de INPARQUES al pueblo alemán, como aporte a dicho proyecto.
La piedra escogida fue nada más y nada menos que la adorada, respetada y querida abuela, para todos los Pemones, conocida como Kueka. La donación violó varias regulaciones que protegen al Parque Nacional Canaima, considerado Patrimonio Natural de la Humanidad por la presencia de los Tepuyes -yacimientos geológicos únicos: formaciones tan antiguas como el mismo planeta-.
Hernández desconoció la normativa propia de la cultura Pemón, realizando esa donación a título personal y emitiendo el permiso para su extracción y traslado sin tomar en cuenta a los indígenas.
Esta roca sagrada para el Pueblo Pemón, actualmente se encuentra en poder del Parque Municipal Tiergarten, de Berlín, Alemania.
Asimismo, en la asamblea se escucharon las inquietudes y dudas con respecto al retorno de la famosa roca y acordaron y definieron las ceremonias que el pueblo Pemón requiera hacer para garantizar el retorno digno de la piedra apegado a sus tradiciones.Y por último inspeccionaron el sitio original de la piedra para determinar condiciones ambientales y logística